La nueva sangre de gimnasia viene a marcar otra era

Su primer paso serán los Centroamericanos